Posted by on Jan 10, 2014 in Blog @es | 9 comentarios

Los tubos de extensión son una buena alternativa de bajo coste para fotógrafos que quieran experimentar con la macro fotografía sin tener que adquirir una óptica especialmente diseñada para hacer macro. Se trata de unos tubos vacíos (no tienen ningún elemento óptico en su interior) que se sitúan entre el cuerpo de la cámara y nuestra óptica, aumentando de este modo la distancia que hay entre el objetivo y el plano focal de la cámara (ya sea un sensor o bien un negativo). Este hecho reduce considerablemente la distancia mínima de enfoque de nuestra óptica y nos permite acercarnos mucho más al objeto a fotografiar para hacer macro. En contrapartida, cuando usamos los tubos de extensión nuestra óptica pierde la posibilidad de enfocar a infinito, así que sólo podremos usarlos para fotografiar elementos que estén próximos a nosotros. Otro aspecto a tener en cuenta cuando trabajamos en fotografía macro es la profundidad de campo, ya que se vuelve crítica y puede llegar a ser de escasos milímetros. Por tanto, habitualmente tendremos que trabajar con aperturas cerradas que nos ayuden a augmentar la profundidad de campo y mantener la escena enfocada. Además, también tenemos que considerar que el hecho de separar el objetivo de la cámara hace que llegue menos luz al sensor, por lo que tendremos que compensar con la ISO o bien añadiendo más luz a la escena. Debido a que el principio óptico para hacer macro que utilizan estos tubos de extensión es tan básico, en Internet existen numerosos tutoriales para fabricarlos de forma casera, ¡incluso a partir de rollos de papel de váter! Pero por el mismo motivo podemos encontrar algunos modelos con buena construcción y a precio asequible. Básicamente hay dos tipos de tubos de extensión para macro: los que tienen conexiones electrónicas y los que no. Si nos decantamos por los electrónicos nuestra cámara será capaz de acceder a la información que el objetivo le está transmitiendo, y podrá modificar la apertura y enfoque automático de la óptica. Por el contrario, si utilizamos tubos de extensión que no tengan conexiones electrónicas no podremos modificar ni la apertura ni el enfoque automático desde el cuerpo de...

Leer Más